Esta infografía es parte de una serie sobre el costo de contratar empleados en diversos estados. Consulta las versiones de Texas y Nueva York para compararlas con California.

California es el estado soñado para cualquier empresario. En Internet, lo encontrarás a la cabeza de casi todas las listas de los “Mejores estados para los empresarios”. Y donde hay empresarios, también hay pequeñas empresas tratando de contratar nuevos empleados.

Como emprendedor, la incorporación de un nuevo empleado es una de las decisiones más importantes —y difíciles— que debes tomar. Además de las habilidades de la persona, también debes saber si realmente puedes costearla. No solo debes pagar el salario del empleado, sino también los impuestos de nómina.

Entonces, ¿cuánto costará una nueva contratación de empleados en California el llamado Golden State? La siguiente infografía te ayudará a visualizar cuál será el costo de contratar empleados en California:

The True Cost of Hiring an Employee in California _ How Much an Employee Costs in California - INFOGRAPHIC

Es importante recordar que, aparte del monto del salario o sueldo de la persona, hay otros elementos que debes considerar. Entre ellos están los costos de contratación, capacitación y beneficios que también debes tener en cuenta. Por ahora, nos centraremos en lo básico, el sueldo o salario de tu nuevo empleado y los impuestos relacionados que debes pagar como propietario de una pequeña empresa.

Analizaremos cada uno de ellos para que veas si algún escenario es similar al de tu empresa en California:

  • Leo: Leo es instructor de pilates en Santa Cruz y gana $25 (dólares estadounidenses) por hora. Suele trabajar unas 10 horas por semana. El empleador de Leo paga una cantidad menor en concepto de salario, $13,000; sin embargo, los $1,450 de impuestos constituyen una mayor parte del costo total de contratación que en los otros ejemplos. A fin de cuentas, el salario constituye cerca del 90 % del costo total de contratación, mientras que los impuestos son cerca del 10 %.
  • Sienna: Sienna es una diseñadora gráfica de San Diego que gana $65,000 al año. Su salario constituye el 92 % del costo total de la contratación, mientras que los impuestos representan cerca del 8 % del total.
  • Marisol: Marisol trabaja en un bufete de abogados en Los Ángeles. Gana $250,000 al año. Su salario constituye alrededor del 95 % del costo total de su contratación, mientras que los impuestos son alrededor del 5 % del total.

Como ves, a medida que el salario o sueldo aumenta, se convierte en un porcentaje mayor del costo total de la contratación. Esto sucede porque la mayoría de los impuestos tienen “techos” o llegan al tope rápidamente.

A partir de septiembre de 2018, el impuesto federal para el desempleo (FUTA), el seguro de desempleo del estado (SUI) y el impuesto de capacitación laboral (ETT) de California solo se aplican a los primeros $7,000 del sueldo de un empleado. Eso significa que dentro del costo de contratar a un empleado en California, tendrás que pagar los mismos impuestos por cada empleado que gane al menos $7,000.

Los impuestos de la seguridad social y Medicare son mucho más significativos. Los empleadores que quieran contratar empleados en California deben pagar el 6.2 % sobre los primeros $132,900 del salario de un empleado, hasta un máximo de $8,239.80. En cambio, Medicare no tiene ningún techo. Los empleadores pagan el 1.45 % sobre todo el salario del empleado.

Los principales impuestos que deben pagar los empleadores para contratar empleados en California.

En caso de que no estés familiarizado con todos los impuestos que las pequeñas empresas están obligadas a pagar, aquí tienes un desglose de las tasas de impuestos sobre la nómina que los empleadores tienen que tener en cuenta con vistas a la contratación de empleados en California a partir de junio de 2018. Recuerda que estas cifras pueden cambiar, así que consulta a un contador especializado para conocer los importes actualizados.

  • Seguridad social: La seguridad social es un programa federal de seguros que proporciona beneficios a los jubilados y a los discapacitados. Como se señaló anteriormente, los empleadores deben pagar el 6.2 % del salario sujeto a impuestos sobre los primeros $132,900. En algunos lugares, esto se denomina “Ley de Contribuciones al Seguro Federal” o “FICA”, y hace referencia a la combinación de la seguridad social y Medicare. Lo que nos lleva al siguiente impuesto:
  • Medicare: Medicare es un sistema federal de seguro médico para los mayores de 65 años y personas más jóvenes con discapacidad. Los empleadores deben pagar el 1.45 % sobre todo el salario del empleado.
  • Desempleo federal: el Departamento del Trabajo supervisa los programas estatales que proporcionan beneficios por desempleo a los trabajadores que se quedan sin trabajo debido a un incidente ajeno a ellos (como el cierre de un local) y cumplen otros requisitos de elegibilidad.
    El FUTA es un 6 % sobre los primeros $7,000 del salario de un empleado.
    Sin embargo, la mayoría de los empleadores de California deben pagar el 3 % en 2019 porque también pagan el desempleo estatal, que equivale a un crédito del 3 % frente a su FUTA.
  • Desempleo de California: Este es un programa de seguro patrocinado por el estado de California que ofrece beneficios a los desempleados, discapacitados y a quienes tienen una licencia remunerada por motivos familiares. La Ley Estatal de Impuestos por Desempleo (SUTA) de California es un 1.5-8.2 % sobre los primeros $7,000 del salario de un empleado. Esta tasa la establece el estado y puede depender del tiempo que lleves en el negocio, de la cantidad de empleados que tengas y del importe de los beneficios por desempleo que se hayan cargado a tu cuenta, además de otros factores. Dado que cambia en función de la empresa, para nuestros cálculos usamos la tasa estándar que se asigna a los empleadores nuevos.
  • Impuesto de capacitación laboral: El ETT provee fondos para la formación de empleados en rubros específicos. Los empleadores deben pagar un 0.1 % adicional sobre los primeros $7,000 de salario por año.

Otros factores que inciden en el costo final de la contratación.

Podrías tener que pagar más aparte de los sueldos y salarios de tus empleados, y de los impuestos como empleador. Seleccionar a un nuevo empleado también implica costos, como las publicaciones de vacantes, junto con otros elementos del paquete de compensación, como el seguro médico, contribución al plan 401(k) y otros beneficios.

En un estado como California, donde la competencia por talentos es especialmente feroz, hay que tener en cuenta muchas variables al calcular el costo total de un empleado nuevo. Pero con este desglose tendrás un buen punto de partida para construir tu equipo ideal.

Nota: La información compartida no debe tomarse como asesoramiento fiscal, legal, de beneficios, financiero o de recursos humanos. Dado que las reglas y regulaciones cambian con el tiempo y pueden variar según la ubicación, consulte a un abogado o experto en recursos humanos para obtener orientación específica para su caso.

Caleb Newquist es Editor-at-Large de Gusto. En 2009, se convirtió en el editor fundador de Going Concern, una voz única en la profesión contable, donde se desempeñó por 9 años. Antes de Going Concern, Caleb trabajó como contador público por casi 6 años en Nueva York y Denver. Vive en Denver con su esposa, sus dos hijas y dos gatos.
Back to top