Si hablamos de entidades legales para pequeñas empresas, las sociedades anónimas de tipo S, o S Corp, son la novedad. Gracias a la reforma tributaria de 2018, muchas personas se apresuran a crear sociedades anónimas de tipo S por el posible ahorro de impuestos que este tipo de empresas puede ofrecer.

La información y los consejos más actualizados para ayudarte a dirigir tu empresa. Si te haces la pregunta “¿cómo ahorrar en impuestos en mi empresa?”, lo primero que debes saber sobre las sociedades anónimas de tipo S o S Corps es que realmente SON geniales, pero no demasiado geniales para ti.

¿Lo segundo? Hay una razón por la que son populares: La reducción de impuestos con una S Corp puede ser sustanciosa.

Definición de las sociedades anónimas tipo S o S Corp

Como propietario de una sociedad anónima tipo S, recibes lo que se denomina protección de responsabilidad limitada. Esto significa que no eres responsable personalmente de ninguna deuda u obligación de la empresa, ya que esta es independiente de ti como individuo. Esto protege tu patrimonio personal en caso de que tu empresa sea demandada.

Las S Corps se consideran entidades intermediarias, lo que significa que tu empresa no paga impuestos sobre las ganancias obtenidas, sino que lo haces tú, el propietario. A diferencia de las sociedades anónimas de tipo C, en las que tanto la empresa como los propietarios pagan impuestos sobre la renta, la S Corp, como entidad intermediaria, evita la doble imposición.

Tipo de entidad El propietario paga impuestos La empresa paga impuestos
Empresa unipersonal X
LLC X
Sociedad de personas X
Sociedad anónima de tipo S X
Sociedad anónima de tipo C X X

The catch? S corp owners are required to pay themselves a “reasonable salary” as employees and that salary is subject to payroll taxes (more on this below). S corp owners must also pay taxes on the company profits, even if you leave them in the corporation and don’t take them as a distribution, which for S corps, is usually not in the form of dividends.

For the purpose of this article, we’re going to focus on single-owner S corps.

¿Cuál es la trampa? Los propietarios de las sociedades anónimas de tipo S deben pagarse a sí mismos un “sueldo razonable” como empleados y ese sueldo está sujeto a los impuestos sobre la nómina (más información sobre esto más adelante). Los propietarios de las S Corps también deben pagar impuestos sobre las ganancias de la empresa.

Para los fines de este artículo, vamos a centrarnos en las sociedades anónimas de tipo S unipersonales.

Dos formas en las que conseguir una reducción de impuestos con una S Corp.

1. Te permite descontar tu sueldo, lo que reduce tus impuestos sobre la nómina

Según el IRS, los propietarios de las S Corps están obligados a pagarse a sí mismos un “sueldo razonable” como empleados de su empresa. Al recibir un sueldo como empleado, tu salario está sujeto a las retenciones de los impuestos de la Ley de Contribuciones Federales a la seguridad social (FICA) sobre la nómina (seguridad social y Medicare, entre otras cosas); además, la S Corp debe pagar los impuestos sobre la nómina del empleador.

Quizás dirás, “Pensé que me estabas enseñando cómo ahorrar en impuestos en mi empresa, no cómo pagar más”. Tenme paciencia.

Cuando cobras un sueldo a través de la nómina, ocurren dos cosas muy interesantes:

  • Tus impuestos se descuentan directamente de tu sueldo. En lugar de recibir una factura de impuestos gigante a fin de año, tus impuestos se deducen cada vez que cobras. Además, en lugar de pagar toda la factura de impuestos de una sola vez, la sociedad anónima de tipo S paga la mitad de tus impuestos FICA sobre la nómina a lo largo del año, lo que hace que tus impuestos de fin de año sean mucho más manejables.
  • Tus impuestos sobre la nómina y tu salario como empleado son una deducción para la empresa. Tu sueldo es un descuento para la compañía → lo que reduce tus ganancias totales → lo que reduce tus impuestos. Esto se debe a que esas ganancias están sujetas a impuestos, por lo que, al ser menores, pagas menos.

Recapitulemos:

  • Cuando te pagas a ti mismo un sueldo de tu S Corp, quien cobra eres tú como persona física.
  • Tus impuestos sobre la renta y la nómina se deducen directamente de tu sueldo. (Así que no tendrás que preocuparte por tener suficiente dinero para pagarlos más tarde).
  • Tu S Corp descuenta tu sueldo y tu parte correspondiente de los impuestos sobre la nómina, lo que reduce tus ganancias imponibles a fin de año.

Ahora que estás entusiasmado por recibir un sueldo de tu empresa, vamos a hablar de cómo se gravan las ganancias de tu sociedad anónima de tipo S.

2. Tus ganancias no tributan como renta por trabajo independiente

El asunto es que las ganancias de las sociedades anónimas de tipo S NO tributan como renta por trabajo independiente

¡¿Qué?!

Ya sé. Si alguna vez tuviste una empresa unipersonal o una sociedad de responsabilidad limitada (LLC) unipersonal, tu mandíbula debe estar por el suelo en este momento. Pero es cierto.

Dile adiós al 15.3 % de impuesto sobre el trabajo independiente de tus ganancias. En cambio, solo pagas impuestos sobre la nómina por el sueldo que ganas en tu S Corp.

Analicemos algunos números para ver cómo funciona esto. Digamos que ganas $150,000 de ingresos como propietario de una firma de consultoría. Comparemos tus impuestos si tuvieras una empresa unipersonal frente a una sociedad anónima de tipo S.

Estos cálculos son meramente ilustrativos para mostrar la diferencia entre dos supuestos generales. Para simplificar, este ejemplo no incluye la deducción del 20 % por “ingresos empresariales calificados” que se puso a disposición de los propietarios de empresas intermediarias en virtud de la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos en 2018. Consulta siempre a un especialista en materia de impuestos para saber cómo pueden afectar los cambios a tu situación tributaria particular.

Sole prop

Ingresos totales + $150,000
Gastos de la empresa – $50,000
Renta neta + $100,000
Renta personal imponible $100,000
Impuesto sobre el trabajo independiente 15.3%
Total del impuesto sobre el trabajo independiente $15,300

Cómo hicimos las cuentas

  • Renta sujeta al impuesto sobre el trabajo independiente: $92,350 = ($100,000 – (0.5*15.3%))
  • Impuesto sobre el trabajo independiente: 92,350 $*15.3 % = $14,129,55 —> Esto va en la línea 57 del formulario 1040
  • Porción deducible del impuesto sobre el trabajo independiente: $14,129.55*0.5 = $7,064.78 —> Esto va en la línea 27 del formulario 1040
  • Renta bruta ajustada (AGI) = $92,935 (100,000 – $7,065)
  • Deducción estándar: $12,000
  • Renta imponible: $80,935
  • Impuesto $13,745.20
  • Impuesto sobre el trabajo independiente + impuesto sobre la renta = $27,874.75
  • Renta después de impuestos: $100,000 – $27,874.75 = $72,125.25

Sociedad anónima de tipo S

Ingresos totales + $150,000
Gastos de la empresa – $50,000
Sueldo – $50,000
Impuestos sobre la nómina pagados por la sociedad (FICA y FUTA) – $4,259
Renta neta de la sociedad anónima de tipo S + $45,741
Impuestos sobre la nómina pagados por la persona $3,825
Renta personal imponible (sueldo + ganancias) $95,741

How we did the math

  • Ingresos brutos ajustados (AGI) = $95,741 ($50k [salarios] + $45,741 [renta neta de la sociedad anónima de tipo S])
  • Deducción estándar: $12,000
  • Renta imponible: $83,741
  • Impuesto: 14,387.34
  • Impuesto total: Impuesto sobre la nómina + impuesto sobre la renta = $22,471.34
  • Renta después de impuestos: $95,741 (AGI) – $22,471.34 (impuesto total) = $73,269.66

¿Cuánto se ahorra en impuestos entre estos dos supuestos? $27,874.75 – $22,471.34 = ¡$5,403.41!

¿Notas cómo, en el segundo supuesto, la renta después de impuestos del propietario de la sociedad anónima de tipo S es mayor? Eso significa que se pagarán menos impuestos si se gana más. ¡Guau!

Entonces, ¿deberías crear una sociedad anónima de tipo S?

Al ver estos números, quizás quieras correr a crear una. Pero antes de hacerlo, es importante evaluar si una S Corp es lo ideal para ti.

Primero, cuanto más baja sea tu renta neta, menos beneficiosa será una sociedad anónima de tipo S para ti. Lamentablemente, no hay un número mágico que indique cuándo es el momento de cambiar.

Pero, si no obtienes al menos $40,000 en ganancias netas al año, es probable que no te beneficies con el cambio a una S Corp o la creación de una.

Estos son los principales inconvenientes de las S Corps:

  • Son más caras y se requiere más tiempo para crearlas.
  • Son más difíciles de mantener y tienen más requisitos de información que otras entidades empresariales.
  • Es muy probable que debas contratar a un contador para que calcule el salario razonable y presente tus impuestos.
  • Debes tener el flujo de caja necesario para pagar las nóminas regularmente, y los impuestos y servicios relacionados.

Para algunos, estos inconvenientes superan con creces la reducción de impuestos con una S Corp, mientras que para otros, los costos iniciales valen la pena para luego ahorrar dinero en forma continua.
Depende de tus objetivos a largo plazo, de tu empresa y de tus finanzas personales.

Una lista de revisión y una hoja de cálculo para ayudarte a ver si una sociedad anónima de tipo S es la adecuada para ti

Comienza haciendo los números.

  • ¿Cuáles es tu renta neta anual?
  • ¿Cuánto pagas actualmente en concepto de impuesto sobre el trabajo independiente?
  • ¿Qué se considera una “remuneración razonable” para tu sector y tu función en la empresa?

Una vez que tengas esos números, analiza diferentes supuestos tributarios para ver si ahorrarías algo de dinero.

Diseñé esta calculadora de ahorro de impuestos en las sociedades anónimas de tipo S para que tengas por dónde empezar.

S corp vs. Sole prop | Payroll tax savings calculator

Cuando hagas dichos cálculos, consulta a un especialista en finanzas para que te ayude a sopesar las ventajas y desventajas.

Recuerda, cuanto más aprendas sobre las S Corps, más fácil te resultará decidir si es el tipo de entidad adecuado para ti.

Nota: La información compartida no debe tomarse como asesoramiento fiscal, legal, de beneficios, financiero o de recursos humanos. Dado que las reglas y regulaciones cambian con el tiempo y pueden variar según la ubicación, consulte a un abogado o experto en recursos humanos para obtener orientación específica para su caso.

Andi Smiles es una asesora y consejera financiera que enseña a los propietarios de empresas a asumir el control de sus finanzas. Ha ayudado a cientos de trabajadores independientes a organizar y comprender las finanzas de sus empresas y a descubrir su relación afectiva con el dinero.
Back to top